II Camino de Santiago (Encuentra tu camino)

A principios del pasado mes de marzo, 35 jóvenes, acompañados de 4 maestros y nuestro Consiliario, realizamos nuestro II Camino de Santiago. Este proyecto que nació, hace dos años, no es solamente una ruta de peregrinación a Compostela donde solo hay que caminar, comer y/o dormir. Este viaje a Compostela tuvo un único compromiso: abrazar al Apóstol Santiago en su Catedral, su Santuario. Ya que un santuario es un edificio construido por manos humanas para poder crear ambiente de hogar espiritual. Espacio sagrado de encuentro entre lo humano y lo divino, en donde el alma puede alimentarse, fortalecerse, y sanar heridas, y aunque no parezca, hasta los más jóvenes necesitan curarse.

Durante nuestra peregrinación “Sacrum Facere”, que significa literalmente “hacer algo sagrado”, estos jóvenes se alimentaron, fortalecieron y sanaron muchas heridas. En cada una de las etapas se alimentaron de diferentes “monográficos” que habíamos preparado: la familia, amigos, estudios, Fe… Y que, al atardecer, después de duras jornadas donde la lluvia era la protagonista, compartíamos profundas reflexiones, en grupo, en familia, en Comunidad.

Fortalecimos tanto el cuerpo como el alma. Aunque no lo parezca el ser humano nos puede llegar a sorprender cada día y estos jóvenes no pararon de asombrarnos con las conversaciones y comentarios que nos regalaban en el día a día.

El paso de los días se hacía pesado, pero al alba, despertábamos puntuales para empezar nuestro caminar. Aunque parezca que en algunas ocasiones íbamos caminando sin nadie alrededor, donde solo escuchábamos el sonido de la paz, la tranquilidad, del descanso. Cada uno caminaba a su ritmo, pero nunca avanzábamos solos, ya que siempre sentíamos la presencia de Él. Además, cargábamos con las mochilas a nuestras espaldas. En esas “mochilas” teníamos encajadas nuestras vidas. Vidas llenas de recuerdos, momentos, vivencias, lugares, cargas, preocupaciones, errores, logros, sueños, amigos, amores, personas, pero sobretodo, ilusión. La “vida misma”, en ocasiones, nos obliga a preguntarnos y a mirar acerca de qué es lo esencial para vivir (nunca mejor dicho en estos momentos tan duros que estamos viviendo).

Cada peregrino, cada peregrina, es una historia viviente, es un libro abierto que aún está por escribir y, si con este “Camino”, hemos contribuido a escribir algunas páginas en estos jóvenes, tanto mejor. En más de una ocasión contemplamos en sus rostros la emoción hecha lágrimas. Cuando el agotamiento se apoderaba de ellos, cuando se ayudaban entre ellos como una familia, cuando se superaban en las adversidades, cuando vencían los momentos difíciles, cuando la persistente lluvia era insufrible y calaba en cada uno de ellos, cuando disfrutaban de la sonrisa de quien llegaba agotado pero feliz. Una felicidad que tiene mucho que ver con la humildad, con la liberación, esfuerzo y la superación.

¿Cuántas veces tenemos la impresión de que los intereses egoístas e individuales mueven el mundo? Si esto fuese así, viviríamos en una penumbra constante. Demos gracias a que el AMOR de Dios sostiene al mundo y a nosotros mismos. Y que, en el Camino como en la vida misma, existe la esencia, alma y AMOR que empuja al caminante a seguir avanzando paso a paso, con sufrimiento, pero con la esperanza de abrazar a nuestro Apóstol Santiago.

En estos momentos que nos está tocando vivir, en estos momentos tan duros de confinamiento en nuestros hogares, debemos recordar que también estamos haciendo, dentro de nuestras posibilidades, nuestro “Camino de Santiago”. Estos 35 jóvenes, sin quererlo, se prepararon para estos difíciles momentos, que seguro, venceremos todos juntos. Por ello, debemos recordar que, la vida es un camino, solo tú puedes y debes caminarla, y en esa experiencia de camino (la vida misma) podrás realizar un aprendizaje continuo, que va más allá de lo meramente visible o material, porque nos damos cuenta de que lo importante y lo que nos hace felices ya lo tenemos, y está más cerca de lo que pensamos.

#caminodesantiago                       #yomequedoencasa                             #SantRocEnCasa

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Tienes alguna consulta?

Admisiones
Horario secretaría
Horario secreataría