Circular mensual

FUNDACIÓN SAN VICENTE MÁRTIR COLEGIOS DIOCESANOS Circular nº 067
12 de abril de 2018

La Pascua
Mientras para la tradición judía la Pascua conmemora la salida del pueblo judío de la tierra de Egipto, para la cristiandad la Pascua es el tiempo para recordar y honrar la resurrección de Jesucristo, la cual ocurrió durante la Pascua judía.
La Pascua es el tiempo en el que contemplamos el Misterio de nuestra fe, el origen de todo nuestro ser y sentir como cristianos.
Es la invitación de la Iglesia a todos los hombres y mujeres que no quieren quedarse lejos de Jesús, y viven con esperanza y alegría su fe. Es el encuentro personal con Jesús, el encuentro con el necesitado, el encuentro contigo, el encuentro con Dios.
Te ama tanto, que quiere dar la vida por ti, sin condiciones. Jesús sale a tu encuentro, para curarte.
Pero hay momentos en que la Amistad con Jesús se rompe, somos libres y a la vez pecadores y nos apartamos de su Amor.
Dios te ama porque eres su hijo y quiere VERTE LIBRE. Sentirnos perdonados por Dios y ser capaces de perdonar a los demás nos hace más libres.
La Pascua es Perdón sin límites
El día de Viernes Santo Jesús es traicionado, condenado, torturado y muere en la cruz. Ahora aparece y saluda a sus discípulos diciendo: “Paz a vosotros” (Jn 20, 26). Jesús es capaz de perdonar y dar la Paz a todos los hombres, después de haber sido crucificado. Él es la Reconciliación del hombre con Dios, inaugura una nueva comunión con Dios.
¿Qué relación tienen el Perdón y la Paz?
De la misma manera que hemos sido perdonados por Dios, así también estamos llamados a perdonar a otros y reconciliarnos con ellos.
REFLEXIONAMOS
Al dar las instrucciones para orar, Jesús dijo: “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas” (Mt 6, 14-15).
Jesucristo es ejemplo en todo, nos enseña cómo debemos amarnos los unos a los otros, y el amor nos invita a perdonar. En su nombre anunciamos el perdón de los pecados a través del sacramento del perdón.
¿Cómo puedo llevar a cabo esta misión de reconciliación?
¿A quién y qué tengo que perdonar?
¿Cómo podría acercarme al perdón de Dios?
¿Cuántas veces enfrío mi corazón ante la realidad del mundo?
¿Qué acciones de mi vida antepongo mi voluntad a la de Dios?
¿Cuántas veces peco contra las personas que me quieren?
¿Cuáles son mis debilidades que me llevan a pecar?

23 de abril: San Jorge. El culto a San Jorge surgió poco tiempo después de su muerte, primero entre las comunidades cristianas de Oriente y después entre las de Occidente. Su popularidad era tan grande que recibió el calificativo de “gran mártir”. Este día también se celebra el día del libro, no por el Santo, sino porque la UNESCO lo instituyó en 1995.

25 de abril, San Marcos: Es el Evangelista que escribió en griego con palabras sencillas y fuertes. Por su terminología se entiende que su audiencia era cristiana. Su Evangelio contiene historia y teología. Se debate la fecha en que lo escribió, quizás fue en la década 60-70 DC.

26 de abril, San Isidoro: Llegó a ser uno de los hombres más sabios de su época, aunque al mismo tiempo era un hombre de profunda humildad y caridad. Fue un escritor muy leído. Se lo llamó el Maestro de la Edad Media o de la Europa Medieval y primer organizador de la cultura cristiana. Su principal preocupación como obispo fue la de lograr una madurez cultural y moral del clero.

29 de abril, Santa Catalina de Siena. Fue favorecida por Dios con gracias extraordinarias desde una corta edad, y tenía un gran amor hacia la oración y hacia las cosas de Dios. Uno de los mayores logros de Santa Catalina fue su labor de llevar de vuelta el Papado a Roma a partir de su desplazamiento a Francia. Asimismo, se la llego a reconocer como conciliadora.

Comparte
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Tienes alguna consulta?

Admisiones
Horario secretaría
Horario secreataría