Regalo de viernes: ¿Tienes 10 minutos ?

De nuevo aquí tenemos un regalo de viernes.

A mi me gusta verlo como una Oración, un hablar con Dios.

Un llenarme de Dios. Descansar en Él. Aprender con Él.

El camino no es fácil, pero en ningún sitio dice que fuera fácil.

Darle Gracias por lo que me da cada día, cada segundo, cada momento.

Confiar en él dejarme en Sus manos.